Archivo del Autor: Oliver

Leyenda de terror del Baychimo

Baychimo fue el nombre dado a un barco que pertenecía a la compañía Hudson Bay, el cual se puso en circulación a principio de 1920. Su principal uso fue comercial, en el se transportaban las pieles que proporcionaban los Inuits en el norte de Canadá. Para 1931 quedó atrapado en Alaska y después de varios intentos, fue imposible liberarlo de las masas de hielo, asi que evacuaron a la tripulación. Mas tarde, el mismo clima se encargó de dejarlo ir, pero ya estaba muy dañado para seguir con su trabajo, y lo abandonaron a su suerte pensando que no sobreviviría el invierno. Asombrosamente, la embarcación permaneció a flote a lo largo de 38 años y asi pasó a formar parte de las leyendas de terror locales.

Leyenda de terror del Baychimo

La embarcación fue construida principalmente de acero en 1914, esto con la intensión de que pudiese soportar el clima ártico, ya que se utilizaba principalmente para comerciar con una tribu esquimal a cambio de pieles, labor que desempeño por mucho tiempo hasta el 1 de octubre de 1931, cuando terminó atascado en un casquete de hielo sin posibilidad de movimiento. Para fortuna de la tripulación había un poblado cerca y la mayoría de los hombres fueron ahí caminando sobre el hielo, mientras el capitán permaneció en el navío junto a 15 marineros esperando el rescate.

Ya que el invierno estaba resultando muy crudo, la navegación se vio obligada a construir un refugio cerca, esperando por la ayuda, y tuvieron que atrincherarse ahí unos meses más tarde debido a una terrible tormenta, al salir, se encontraron con la sorpresa de que el Baychimo ya no estaba, en primera instancia creyeron que se había hundido, pero días más tarde vieron la nave a 72 km del incidente inicial. Aunque la distancia parecía enorme para que una embarcación se hubiese movido por sí sola, de momento ignoraron el hecho y se dedicaron a sacar las pieles que llevaban a bordo y abandonaron nuevamente el buque pensado que en su estado de deterioro no era capaz de llegar más allá de aquel invierno.

Al paso del tiempo, el barco se vio a 300 km. Pero una vez más se negó a ser rescatado, y asi, inició su travesía, se dejaba ver en algún lugar a veces cerca, otras a la distancia, navegaba libremente rompiendo las olas y atravesando la densa niebla, pero en ninguna ocasión se dejaba guiar por las personas, cada vez que era abordado encallaba, o las aguas a su alrededor se convertían en hielo aprisionándolo de nuevo, sin embargo, apenas le abandonaban, el Baychimo volvía a navegar con todo su esplendor y fueron estas acciones las que causaron que se le diera el apodo de “El barco fantasma del Ártico”.

La última aparición se reportó en 1969, se cree que finalmente fue hundido por alguna tormenta, pero, otros tantos creen que sigue explorando las aguas del Ártico, guiado por una tripulación fantasma, que sin saber como ni cuando, lo reclamó como suyo y no dejó que volviera a manos de los vivos de ninguna forma. 

Leyenda de la chica de la sonrisa rota

Leyendas de terror coreanas

La chica de la sonrisa rota es una historia muy popular en Corea, se encuentra dentro de las mas terroríficas, aunque su origen es realmente japonés. Podríamos decir que las leyendas de terror coreanas sobre ella son una versión de la Kuchisake-onna (口裂け女), pero adaptada a su cultura y los tiempos actuales.

La historia coreana involucra a una mujer obsesionada con la belleza y la perfección, que buscaba imprimir estas características en su rostro, para ello echaba mano de las avanzadas técnicas quirúrgicas en el área de cirugía plástica. La mujer se puso en contacto con el mejor medico de su región y empezó operándose los ojos. El resultado fue magnifico, ella era una mujer muy guapa, y la intervención le hizo resaltar sus rasgos asi que no se detuvo ahí y quiso más.

Lo siguiente fue su nariz, de igual manera, el resultado le encantó, su cara era cada vez mas hermosa, pero entonces se dio cuenta que su sonrisa no estaba a la par de los otros elementos en su rostro y sin pensárselo dos veces tomó la decisión de realizarse una cirugía más. Para su desgracia, el prestigiado cirujano que hasta el momento la había atendido estaba en cama, y le atendió en su lugar un aprendiz, que además era primerizo.

Al final del procedimiento el doctor le puso una mascarilla para proteger el área y le dijo que podía retirársela al paso de tres días. Así que la joven partió a casa muy contenta y atendiendo a las instrucciones del médico conservó la mascara puesta el tiempo indicado.

Cuando el plazo estuvo cumplido, empezó a quitarse el tapabocas con mucha ilusión, pero, algo terrible había pasado, ya no era una chica hermosa, sino un monstruo, las marcas de su sonrisa llegaban hasta la oreja, los cortes eran burdos y profundos. Su cara era tan horrenda y deforme que ni ella misma soportaba verse sin la mascara y se la puso de nuevo, para acabar con su vida minutos después.

Desde aquel entonces, su espíritu lleno de rabia recorre las calles de Corea, aterrorizando con su horrible rostro a cualquiera que se cruza en su camino, los mas afortunados solo reciben un espeluznante susto, mientras que otros no tan suertudos, terminan asesinados.

Se dice que se le puede reconocer porque el cubre bocas que lleva es de color rojo, en caso de toparse con ella se tiene que evitar a toda costa el contacto visual, o de lo contrario tu historia termina ahí, pues ella se acercará a preguntar: ― ¿Crees que soy bella?― A lo cual ella reaccionara de distinta manera; si la respuesta es “No”, su rabia la domina y te clavará el bisturí en el cuello, mientras ella se queda a verte desangrar hasta la muerte. Si le respondes con un “Si”, remueve su máscara para asegurarse de que dices la verdad, y preguntará nuevamente: ― ¿Aun crees que soy bella?― nuevamente una respuesta negativa provoca lo descrito anteriormente, y una respuesta positiva… una respuesta positiva en realidad no lo es tanto, pues al responder que si la consideras bella a pesar de sus cicatrices, ella querrá que tu también lo seas y con el bisturí te dibujara en el rostro una sonrisa igual a la suya.

La leyenda del cocodrilo en Nueva York

Todos han escuchado, al menos una vez, hablar sobre los Alligator en las alcantarillas de Nueva York. ¿Pero quién de ustedes sabe la verdad que se encuentra dentro de este rumor? Y, sobre todo, ¿es solo una leyenda de terror o no?

La leyenda del cocodrilo en Nueva York

La historia detrás de la leyenda del cocodrilo en Nueva York

En 1935, un grupo de jóvenes neoyorquinos sacaba nieve de las calles para arrojarla en una alcantarilla. Uno de ellos vio algo grande moviéndose en el fondo y decidió bajar los escalones para revisar el área. La luz que se filtraba en profundidad era pequeña y el chico dio un paso adelante en la oscuridad con un paquete de fósforos.

Al llegar a una curva, vio una larga cola que giraba y comenzaba a perseguirlo. Los gritos del chico alertaron a los otros que bajaron a las alcantarillas para ayudar a rescatar a su amigo.

Nadie estaba preparado para lo que vieron: un gran cocodrilo había aterrizado a su compañero y con sus mandíbulas estaba devorando su pierna. En grupo se arrojaron sobre la bestia, armados con palas, y después de docenas de disparos lo mataron.

Un policía, Jeff Pearson, escuchó los gritos de terror que venían de  la alcantarilla abierta y fue a ayudar a los muchachos a sacar a su amigo. Afortunadamente, el chico se salvó, pero las mordidas del cocodrilo fueron tan profundas que obligaron a los médicos a amputarle la pierna derecha.

El policía, con la ayuda de Teddy May, superintendente de las alcantarillas de Nueva York, logró sacar el cadáver del caimán y las noticias terminaron en todos los periódicos de la época.

Durante los años 40, los avistamientos de estas criaturas crecieron dramáticamente. Gente que dijo haber visto caimanes rugiendo en los contenedores, en las calles cercanas al puerto, otros que dijeron que habían sido atacados y perseguidos por ellos. Pero hasta la fecha, solo el caso de 1935 se considera real.

Para los animales del género, el sistema de alcantarillado es el hábitat perfecto para incubar huevos y para la proliferación en general. Se cree que, hasta la fecha, en las alcantarillas de la Gran Manzana, pueden vivir aproximadamente entre 100 y 300 caimanes.

Les dejo este fabuloso mito que personalmente me gusto mucho.

Mitos de los corceles del hipódromo

Mitos de los corceles del hipódromo

No tenía idea de lo divertido que era acudir al hipódromo a presenciar las carreras. Siempre pensé que los únicos que iban esos lugares eran las personas que se dedican a apostar. No obstante, mi tío me dijo que te la puedes pasar muy bien ahí, viendo la forma en la que los jockeys se abren camino, con el objetivo de llegar lo más rápido posible a la meta.

Cuando iba a empezar la cuarta carrera, estaba un poco aburrido por lo que decidí dar un paseo. Sin querer me topé con las caballerizas. Al acercarme, noté como los cuidadores les daban alimento a los corceles.

– Ellos tienen vida de rey ¿verdad? Dije.

– Desde luego. Aquí hay sólo caballos pura sangre. Es decir, todos ellos son descendientes de campeones. Por esa razón, se les debe dar lo mejor. Me respondió un vigilante.

– Yo pensé que todos esos cuidados únicamente eran mitos inventados por la gente, más ahora me doy cuenta de que es una realidad. Comenté.

– ¿Quieres oír un mito real?

– ¿Ves aquella puerta que está allá? Detrás de ella hay un corcel con las pupilas de fuego. Se dice que sólo la gente pura de corazón puede mirarlo a los ojos.

Sin que me dijera si me podía acercar a la puerta, me dirigí hacia ella. Busqué por todos lados, pero el establo estaba completamente vacío. Sin embargo, en el momento en el que me giré en dirección a la salida oí un relinchido tan fuerte que me dejó aturdido.

Era un caballo de ébano, con la crin perfectamente arreglada. De su nariz salía un poco de humo de color gris. El animal me miró y pude observar que al centro de sus pupilas se dibujaba una llama de color naranja, como las que debe de haber en el infierno.

Grite: ¡Auxilio!, Pero el cuidador que había estado platicando conmigo ya no estaba.

Davy Jones: la leyenda además de la película

Cualquiera que sea fanático de Piratas del Caribe, puede saber el nombre de este personaje, el Capitán del Vuelo Holandés y el maestro del monstruo marino conocido como Kraken.

Davy Jones: la leyenda además de la película

En la película, habla de un pirata que ama a la diosa del mar Calypso y acepta un pacto: la inmortalidad, la posibilidad de ver a su amada para siempre a cambio de su vínculo con el mar siempre y la obligación de transportar las almas de aquellos que murieron en este. Él podrá bajar a la tierra solo una vez cada diez años, “para ver a quien lo ama”, como nos dice la misma diosa.

El nombre Davy Jones está asociado con una superstición marítima de origen anglosajón. Según la leyenda, sería un demonio del mar, un ser sobrenatural a menudo asociado con la muerte por marineros ahogando y naufragios que se encuentran en los abismos.

Se dice que presidió todos los espíritus malignos de las profundidades, y pudo aparecer en diferentes formas antes de naufragios, huracanes y otros peligros de navegación, advirtiendo a los devotos marineros del peligro y la muerte que se aproximaban.

Generalizada fue el” cofre de Davy Jones “: esta era una manera particular de indicar el lecho marino, en el sentido de” tumba en el abismo “, un lugar donde descansan los caídos del mar. Cuando alguien murió tragado por las olas, solían decir: “Se ha ido al casillero de Davy Jones”.

Origen de la leyenda de Davy Jones

Los orígenes de esta leyenda son dudosos. De hecho, había un pirata llamado Davy Jones alrededor de 1630, que estaba activo en el Océano Índico, pero es poco probable que sea tan famoso como para dar paso a una leyenda tan extendida en gran parte del mundo.

Una hipótesis se refiere a los marineros de Gales, que invocaron a San David para obtener protección durante los cruces en caso de peligro. Otros piensan que “Davy” puede ser una deformación del “diablo” (demonio). Otra teoría se conectaría sin embargo el apellido “Jones” al nombre de Jonás, el protagonista de un famoso episodio bíblico.

Este mito es uno de los más populares, esperemos que puedan disfrutarlo.